yourstory-e-commerce-2.jpg
Expertos tecnológicos, empresarios y profesionales del marketing comienzan a perfilar cuáles serán las tendencias clave para el e-commerce en 2017.

Según los análisis y las previsiones, el eCommerce continuará creciendo en el 2017, alcanzando, cada vez, una cuota de mercado mayor. El crecimiento de los negocios de venta en Internet se sustenta, en gran medida, en el trabajo realizado desde los departamentos de marketing, publicidad o comunicación.

Así, las tiendas online seguirán teniendo que poner el ojo en factores sociológicos como el hecho de que las mujeres sean quienes más compras realizan por Internet, o en que la economía colaborativa sea tan importante en estos tiempos de cambio.

Pero tampoco podrán despistarse de elementos tecnológicos que marcan el presente y el futuro del marketing, como toda la serie de herramientas de Google que se han convertido en el epicentro de trabajo de todo profesional del marketing.

Ventas desde Smartphone… y desde cualquier pantalla

Si hablamos de tendencias que se confirman, el primer punto a tratar es el auge del mCommerce. Si en su momento se comenzó a prestar atención a las ventas a través del móvil como un complemento del tradicional eCommerce, en 2017 el mCommerce se acerca a lograr alrededor del 40 % de las ventas por Internet.

Por ello es fundamental seguir ahondando en el diseño responsive de las páginas web, con el objetivo de que la experiencia de compra del usuario sea igual de buena frente a cualquier dispositivo. Aunque el diseño responsive no es nuevo, sí tendrá que estudiar cómo adaptarse a los nuevos tiempos, dominados por la realidad virtual, la geolocalización y la interacción.

Pero no solo el móvil confirma su tendencia al alza, sino que también lo hacen el resto de dispositivos. El eCommerce se dirige a una situación multipantalla, en el que el proceso de compra se realiza desde ordenadores, teléfonos móviles, tabletas y hasta televisiones inteligentes.

En la mayoría de ocasiones, una compra por Internet se empieza en un dispositivo y se finaliza en otro. Por ello es fundamental no olvidarse de ninguno de estos canales de venta por Internet, especialmente del tab-commerce, que crece considerablemente.

Siguiendo con el diseño, ya sea para móvil o para cualquier otro dispositivo, se confirma que el trabajo debe continuar dirigido a optimizar la usabilidad de los sitios de los negocios online. El objetivo es sencillo: generar una experiencia de compra agradable, útil y fácil. Cualquier marca o empresa dedicada a vender por Internet deberá poner atención a tendencias en el diseño como las animaciones que guían la navegación.

Los Marketplace como tierra de oportunidades

Otra de las tendencias que se confirma es el uso de plataformas de venta online, pero especialmente vinculadas a otra de las tendencias del próximo año: las ventas a través de marketplaces.

A pesar de su éxito, es un servicio de venta por Internet muy dominado por gigantes de la red, por lo que para lanzarse a crear uno es necesario trabajar antes en la búsqueda de tráfico, de productos, de catálogo y de un software que soporte todo el peso del marketplace.

ecommerce-sale
2017 será el año del comercio en móviles

En 2017 se seguirá hablando de…

Además, se confirman otras tendencias de compra, como el showrooming, consistente en comenzar un proceso de compra en la tienda física y finalizarlo en la tienda online. Y ante todos estos cambios en la forma de vender por Internet, se ha convertido en una necesidad también de profundizar en la evolución logística para los negocios eCommerce.

Los negocios online se dirigen a implementar una micrologística mucho más fiel a la demanda que a las previsiones, así como a la contratación de servicios externos que minimicen los costes logísticos.

Por último, las redes sociales continúan en pleno auge. El social commerce es necesario para convencer y fidelizar a los clientes. Opiniones, promociones, descuentos o el simple hecho de compartir la propia experiencia con el resto de usuarios, hará que aumenten las poibilidades de conversión.

 

Fuente: Observatorio e-commerce