Tan novedoso como clásico, marketing sin contenidos es como anzuelo sin carnada. Es la comunicación la variable que da relevancia al mercadeo, lo que lo hace posible y contagioso.  Y el contenido es finalmente mensaje, medio, audiencia, tiempo y efecto. Estos videos son más explícitos en cuanto a este respecto: